Razones para ir a la HUELGA GENERAL

Seguridad y Seguros auxiliares / General

29 DE SEPTIEMBRE HUELGA GENERAL  ¿Y… LOS TRABAJADORES DE SEGURIDAD? ¡¡NOSOTROS CON 627 RAZONES MÁS!!

Leer el documento en PDF

Está convocada una HUELGA GENERAL para el próximo 29 de septiembre. Desde las federaciones de los sindicatos del sector de Seguridad Privada os queremos transmitir la necesidad de secundar esta convocatoria de huelga. Pues, si para el conjunto de los trabajadores la reforma laboral ha supuesto un retroceso en nuestros derechos, al amparo del falso argumento de su necesidad para la creación de puestos de trabajo,  para el sector de la seguridad privada supone la gota que colma el vaso.

Hasta ahora, las empresas de seguridad han adoptado la estrategia de mantener plantillas reducidas para conseguir la máxima rentabilidad ante las fluctuaciones de los servicios que contrataban. Así, cubrían los servicios forzándonos a prolongar nuestras jornadas de trabajo y remuneraban estos excesos de jornada como horas extras mal pagadas. Pues como todos sabemos, con el fin de incrementar sus beneficios, se negaban a aplicar los diversos conceptos salariales que se debían sumar para pagar el trabajo extra.

Con la excusa de la crisis, las empresas y organismos públicos están reduciendo servicios. Ya no les resulta tan rentable mantener empleados que les resultan costosos en todos los sentidos. De momento no hemos visto grandes reducciones de plantillas en el sector, la razón está en que despedirnos todavía les resultaba, en la mayoría de los casos, excesivamente caro para sus voraces cuentas de resultados. Con la que se nos viene encima esto va a cambiar pues les va a ser muy fácil a las empresas, argumentar razones económicas, técnicas u organizativas y aplicar las indemnizaciones de 20 días que prevé la reforma laboral en vez de los 45 actuales. Para decirlo con total claridad, estaban esperando a que la reforma laboral fuese definitiva y, mientras tanto, han estado “afilando los cuchillos”.

Además, cuando nos hayan despedido a menos de la mitad de precio, nada les va a impedir, pasado un tiempo, cuando haya un repunte de la economía, volvernos a contratar, eso sí, como en tiempos pasados, con un contrato por obra y servicio con el que nos van a tener cogidos durante tres años, el máximo que les permite la ley, y luego, antes que volver a hacernos indefinidos y que les salgamos caros otra vez, nos despedirán con unas indemnizaciones ridículas de, como máximo, 12 días allá por el dos mil quince.

Por si no fuera suficiente que muchos trabajadores del sector nos quedemos en la calle a precio de saldo con la repercusión que esto va a tener en nuestras familias y en nuestros proyectos de vida, los que todavía tengan la inmensa suerte de conservar el puesto de trabajo -porque no lo dudéis, compañeros, os lo van a vender con el frío cinismo de llamar suerte a la explotación-, verán como gracias a esta reforma laboral podrán no pagarnos el salario pactado en convenio colectivo ya que se les facilita la no aplicación del régimen salarial pactado.

Debéis saber que también estamos amenazados con una reforma de la negociación colectiva con lo que todo el sector de la seguridad privada va a poder encontrarse en la misma situación en que se encuentran ahora los compañeros de las empresas de servicios auxiliares, a los que, por cierto, se les corta de raíz la posibilidad de poder llegar a tener un convenio colectivo de carácter sectorial como el que hasta a hora tenemos los vigilantes de seguridad, pues ¿para qué van a negociar un convenio de tales características las empresas de servicios, una gran mayoría de las cuales pertenece, no lo olvidemos,  a empresas matrices de seguridad, si sus mamás de seguridad han conseguido terminar con la negociación colectiva de ámbito estatal y podrán, ya sin trabas, imponer su estrategias explotadoras a sus trabajadores?

Compañero, compañera, si esto no te parece suficiente, permítenos recordarte que, además, llevamos casi dos años -¡627 DÍAS DE RAZONES!-  sin convenio colectivo porque la patronal de la seguridad privada se niega a poner sobre la mesa de negociación una propuesta salarial digna para el conjunto de los trabajadores del sector. ¿Para qué esforzarse?, piensan, “con un poco de paciencia, gracias a la reforma, vamos a conseguir el premio gordo, pues ni por lo suyo se movilizan”.Como ves se hace necesario que demos una respuesta  rotunda y masiva pues nosotros,  los trabajadores y trabajadoras de la Seguridad Privada, el día 29 de septiembre tenemos más motivos que nadie para secundar la

¡HUELGA GENERAL! – ¡CONVENIO YA!

Te emplazamos para el próximo día 23 de septiembre frente a la sede de APROSER C/ Marques de Urquijo Nº 5 en horario de 10:00 a 11:00 h y de 11:00 a 12:00 h. en la puerta de El Corte Inglés de Princesa. Así como a la asamblea de trabajadores que se celebrará en el salón de actos de La Casa del Pueblo en la Avda/ de America nº 25 el día 27 del presente a las 10:00  y a las 16:00 h. para seguir informándoos de la huelga y el convenio.

Comunicación