Pensiones, empleo y salarios, deben ser las prioridades del nuevo Gobierno

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que el nuevo Gobierno tiene “tres cuestiones fundamentales que abordar de manera urgente: la revalorización de las pensiones y la sostenibilidad de la Seguridad Social; la derogación de la reforma laboral; y la revalorización de los salarios públicos y del SMI”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones previas a la clausura de la Jornada Confederal de Acción Sindical y Negociación Colectiva para 2017, donde ha señalado que “necesitamos de manera inmediata medidas a corto plazo para acabar con la situación que viven las arcas de la Seguridad Social. Acabar con la bonificación a la contratación, que no tiene sentido y que no genera empleo; acordar el destope de las bases de cotización para poder recaudar más; y que los gastos de gestión de la Seguridad Social vayan a cargo de la Administración General del Estado, como pasa en otros ministerios. Esto tiene que ser inminente, más allá de que se constituya la Comisión del Pacto de Toledo para hablar de cuestiones a medio y largo plazo”.

“Hay que hablar también de la derogación de la reforma laboral, de nuevos mecanismos para acabar con la precariedad y el empleo de baja calidad, y que los trabajadores puedan emplearse a jornada completa si quieren”, ha manifestado. “Hay millones de trabajadores que quieren trabajar a jornada completa y no pueden hacerlo porque les ofrecen un contrato de media jornada”. En este sentido, “la situación que viven los jóvenes es insoportable y hay que abordarla con medidas urgentes, como la restauración del contrato de relevo a los 60 años”.

Además, ha considerado que “el Gobierno tiene que empezar a situar políticas sociales, sobre todo en el ámbito de las personas que no tienen prestaciones por desempleo. Tenemos en el Congreso la Prestación de Ingresos Mínimos, que es un elemento clave, pero antes de que se apruebe sería necesario que se pusieran en marcha políticas para que las personas que no tienen nada tengan unos ingresos mínimos para poder sobrevivir”.

En relación a la política salarial, “el Gobierno debe abordar la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). El PP tiene que cumplir la iniciativa que ellos mismos apoyaron. En 2017 el SMI se tiene que posicionar en 800 euros, con la perspectiva de que llegue al 60% del salario medio al final de la legislatura. Además, hay que convocar y acordar con las organizaciones sindicales del ámbito los salarios de la función pública, que tienen que ir en la misma dirección, en la de recuperar poder adquisitivo”.

Para Pepe Álvarez, el Gobierno “tiene que ser consciente de que 7 de cada 10 españoles han votado políticas de cambio, sobre todo en el marco económico y social. En ese sentido, nosotros vamos a ser muy fieles con los compromisos que hemos adquirido con la sociedad en las 20 Actuaciones para el Progreso y el Bienestar Social, que una mayoría del Parlamento ha respaldado y que esperamos que ese compromiso se plasme en modificaciones legislativas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


La utilización de este formulario supone la aceptación de las normas y políticas establecidas en el Aviso Legal de la web.

Comunicación